sábado, 9 de marzo de 2013

COLORETE

Los brochazos los dejaremos para la aplicación de los polvos translucidos, el colorete necesita algo más que dos brochazos y se debe poner en último lugar, después de haberte maquillado. Si el colorete que has elegido es en crema, pontelo antes de los polvos sueltos, pero encima del maquillaje.

Para aplicar bien el colorete necesitas una brocha de tamaño medio a pequeño (nunca grande) y que preferiblemente tenga el mango largo para poder coger bien el pincel y dar pinceladas más amplias. Es muy importante que antes de aplicar el colorete, se sacuda un poco la brocha del pincel para quitar el exceso de colorete.



coloretebrocha

El primer toque de colorete, se da en la parte superior del hueso de la mejilla para que el tono que quede aquí, sea más intenso. Después hay que difuminar el colorete en sentido descendente a lo largo del hueso pero sin coger más colorete, porque en vez de difuminarlo lo que haríamos sería intensificarlo. Para que quede un efecto más bonito, se pueden dar unos toques de luz en distintas partes del rostro dependiendo de su forma:
  • Si tienes la cara alargada, ponte el colorete horizontalmente a la altura de las aletas de la nariz, por debajo de los ojos y difumina el tono ascendentemente hacia las sienes.
  • Si tienes la cara ovalada, remarca su contorno con una tonalidad oscura de colorete y en las mejillas, aplica un tono claro.
  • Si tienes la cara redonda, hay que lograr el alargamiento de ésta con el colorete. Para alargar el rostro, hay que difuminar algo de colorete por las sienes. La forma de hacerlo es aplicando el colorete en forma de triángulo. Cuando estés difuminando el colorete por la mejilla sube hacia la sien. Da un toque de tonalidad clara en la punta de la barbilla, en la mandíbula inferior para marcar más la línea de la cara y en la frente, en el nacimiento del pelo.
  • Si tienes la cara triangular, aplica un tono claro de colorete en la parte más alta de las mejillas y un tono oscuro en la frente, y muy bien difuminado, justo debajo de los ojos.
  • Si tienes la cara cuadrada, con un tono claro de colorete, aplica el colorete desde la oreja horizontalmente hasta la nariz. Para marcar más las líneas de la cara, con el tono oscuro del colorete da toques en los maxilares y en la raíz del pelo.
Si aprecias que en algún sitio has puesto más colorete de lo normal y te queda muy fuerte, coge la brocha de los polvos y con un poquito de polvos translucidos, reduce la intensidad de color del colorete.





Gracias por leerme.

¡Un besazo!