sábado, 26 de abril de 2014

MAQUILLAJE CARA LAVADA ¨ NUDE¨ TIGHTLINING ¨delineado invisible¨


¡Hola a todas! El efecto "cara lavada" está de moda y es una tendencia recurrente en las pasarelas internacionales, sobre todo para la primavera-verano.  Si recurres a él, parecerá que no has pasado por el milagro de pinceles, brochas y sombras, porque la impresión es la de que no estás maquillada. Sin duda, es un truco que arrasa en las 'celebrities'. Es una técnica muy sencilla y perfecta para esos días que requieren poco maquillaje pero en los que una se levanta con mala cara y necesita arreglarse.


nude


Es un tipo de delineado de ojo invisible 'tightlining' en el que se maquilla la mitad de la zona interior del párpado superior, es decir, la línea de agua de arriba del ojo. 



El efecto que se consigue con este tipo de delineado es muy natural, de efecto cara lavada. Para ello, hay que combinar una base de maquillaje nude, una sombra de ojos color crema y un toque sutil de mascara de pestañas.

 Se llama 'tightlining' y se basa en delinear el ojo por la zona interna del párpado superior, es decir, la línea de agua de las pestañas de arriba (y entre las mismas pestañas). El resultado es bastante asombroso. De entrada, porque se ve muy natural y realmente la línea de color no se aprecia apenas porque parece ser la base de las propias pestañas. Es una opción que sirve también para disimular pequeños defectos (por ejemplo, un párpado móvil pequeño).






 El ojo queda definido, la mirada enmarcada y las pestañas se ven más tupidas y más largadas, de modo que en el maquillaje de día se puede renunciar a la máscara. Sin embargo, el delineado invisible también es el toque perfecto para momentos de maquillaje más sofisticado, como un 'cat eye' o un 'smokey eye', porque elimina cualquier rastro del color natural de la piel en el marco del ojo.

 Elige un 'eyeliner' de fácil aplicación, en lápiz o en gel. Cuanta mayor resistencia tenga al agua, mejor será el efecto, ya que evitará el riesgo de que manche el párpado inferior.

 Utiliza el pincel o la punta del lápiz para cubrir la parte interior del párpado superior o móvil. Preferiblemente se hará un eyeliner solo desde la parte media del párpado a la zona exterior cubriendo, sobre todo, las zonas que quedan entre los pelos de cada pestaña.

 Levanta el párpado móvil (el párpado superior del ojo) y verás que entre cada pelito de las pestañas hay pequeños huecos. Se trata de llenar esos vacíos en la raíz con el eyeliner, pasando la punta por debajo de la línea de las pestañas, con cuidado de rellenar todo el espacio entre ellas.

 Cuanto más te acerques hacia el lacrimal, más se percibirá el efecto y menos natural resultará.

 El proceso finaliza con una máscara de pestañas que separe bien cada pelo, para lo que te recomendamos una con cepillo de silicona.

 Si quieres un resultado aún más intenso, puedes repetir la operación con las pestañas de abajo. Y listo. Si dudas que puedas conseguir una línea fina y milimétrica, hay otro truco más. En este caso, en lugar del lápiz clásico escoge 'eyeliner' en gel y, con el pincel finito, ve haciendo pequeños puntos en la línea interior de las pestañas (también vale para el delineado externo). Cuando termines, empieza de nuevo, pintando los nuevos puntos en los huecos que hayan quedando, y así hasta que termines. 


Gracias por leerme.
¡ Un besazo!