domingo, 21 de julio de 2013

CUIDAR LA PIEL (LECTURA DE VERANO)

Hola a tod@s como ya estaréis de vacaciones y tenéis más tiempo para cuidaros hoy hablaremos de nuestra piel.

La piel bella siempre será un símbolo innegable de belleza, hay factores como el estrés, la contaminación y la fatiga que se encargan de atentar directamente con la belleza natural de la piel del rostro, pero aquí encontraras unos tips de belleza para cuidar tu piel y preservar tu belleza natural. Antes de nada tienes que saber que la piel del rostro se encuentra totalmente expuesta, al estar en la superficie sufre ataques directos y es por esto que con el tiempo se vuelve más frágil y su función protectora comienza a decaer. Por eso para evitar el envejecimiento de la piel, es altamente necesario que tengas cuidados especiales y añadir esos cuidados a tu rutina diaria de belleza.   




















Una piel bella es ante todo una piel saludable, mantener la piel saludable se logra con la limpieza, tanto en la mañana como en la tarde, la limpieza ayuda a purificar y a tonificar los tejidos. Si quieres mantener la piel siempre suave entonces debes hidratarla. El aplicar una crema hidratante sobre la piel limpia ayuda a disminuir la pérdida natural del agua y además protegerá contra las agresiones del exterior. Es un hecho que para que la crema tenga resultados eficaces la debes elegir acorde a tu tipo de piel.

No olvides que debes suavizar y proteger la piel, para lograrlo, deberás exfoliarla profundamente unas dos veces por semana, por profundamente no quiero decir que se trate de una exfoliación abrasiva, más bien el exfoliante debe ser suave que contenga propiedades nutritivas y regeneradoras. La exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel y promueve la circulación de la piel.
Es de mencionar que tus hábitos deben cambiar según las estaciones del año, para el invierno la mejor crema es la de una textura rica, ya que en esta época del año es cuando la piel es más sensible. Para el verano es mejor optar por una crema que contenga alta protección solar, y con una textura más liviana.




Finalmente, hay pequeños detalles que pueden hacer la diferencia, y es que para cuidar tu piel, debes también tener un estilo de vida sano, donde se incluye la buena cantidad de sueño, una dieta rica en vitaminas y en fibra y tomar mucha agua.


Gracias por leerme.
¡Un besazo!